Inicio - Gremiales - CON EL FMI NO HAY POBREZA - PARO Y MOVILIZACIÓN 24-25/9

CON EL FMI NO HAY POBREZA - PARO Y MOVILIZACIÓN 24-25/9

Con el FMI no hay “Pobreza Cero”

 

En el marco del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el pasado 5 de septiembre el Gobierno Nacional dio a conocer el Decreto 801/18 bajo el supuesto objetivo de “efectuar un reordenamiento estratégico que permita concretar las metas políticas diagramadas en materia de reducción presupuestaria”. Esta decisión implica reducción de ministerios y un nuevo reordenamiento que conlleva la perdida de especificidad y degradación de carteras y organismos cuyas funciones son centrales en la vida cotidiana de nuestro pueblo. Esta nueva reestructuración establece el pase de Seguridad Social, ANSES, Ministerio de Salud y  SENNAF bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social. Adicionalmente, la Decisión Administrativa 1605/18 establece la reducción presupuestaria en áreas de salud, educación, niñez, ciencia y tecnología, para destinar mayores fondos a las fuerzas de seguridad.

 

Esta medida pone de manifiesto la concepción neoliberal y pro empresarial de la actual gestión corriéndose de la función de garantizar derechos para ocupar un rol “testimonial” en áreas claves para el bienestar de la sociedad.

 

Qué implican estas medidas?

El Ministerio de Salud es la única instancia capaz de regular la atención de la salud y la calidad de las prestaciones estableciendo un estándar común para todo el territorio nacional. La desjerarquización del Ministerio en Secretaría pone en riesgo su capacidad de regulación, favorece la profundización de la desigualdad en la atención y pone en peligro la provisión básica de prestaciones de salud. También pierde su capacidad rectora de incidir frente a las epidemias, a las pandemias, se renuncia a la posibilidad de planificar hacia el futuro, de trabajar en la prevención de las enfermedades, en la constitución de entornos de vida más saludables. La devaluación sostenida del peso, más la reducción presupuestaria que ya viene sufriendo el área y que a partir de estas medidas se profundiza, ataca la provisión de medicamentos, la disponibilidad de vacunas, la continuidad de las investigaciones, la atención de enfermedades raras, las acciones de promoción y prevención, etc.

 

El gobierno de Macri está haciendo que la Administración Nacional de la Seguridad Social deje de ser el emblema de la ampliación de derechos y cobertura en jubilaciones y asignaciones familiares, para pasar a gestionar un sistema puesto en crisis por el vaciamiento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad y la baja de impuestos y contribuciones. El Sistema Previsional Público, Solidario y de Reparto tiene como eje el Trabajo y es un igualador de derechos entre asalariados formales y quienes registran períodos de desempleo, evasión patronal  y/o trabajo no remunerado. El decreto 801/18 desplaza la seguridad social del trabajo, marcando una ruptura de esa condición. La jubilación y la asignación por hijo perdieron de mínima un 15 por ciento su poder adquisitivo contra la inflación desde diciembre de 2015, afectando a más de 17 millones de personas que hoy deben afrontar además la permanente suba de precios en alimentos y medicamentos. A esto debe sumarse el endeudamiento de más de 4 millones de familias a través de los créditos ANSES, muchas veces asumidos para poder afrontar el costo de la crisis. El Fondo de Garantía de Sustentabilidad está siendo literalmente rematado. El FMI exige profundizar la reforma previsional para deteriorar el cálculo inicial, aumentar la edad, menoscabar el sistema de reparto y reinstalar a las AFJP. La Pensión Universal hoy en $ 6.909 degrada la condición de las jubiladas y jubilados. A su vez instala el modelo de atención denominado "ventanilla única social" que encierra la pérdida de los derechos sociales y la creación de una nueva categoría de beneficiarios de primera y de segunda.

 

La Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia es el organismo encargado de garantizar el cumplimiento de los derechos de niñas, niños y adolescentes en todo el país. El recorte presupuestario en áreas como la promoción de la primera infancia, políticas federales para la protección de derechos, infraestructura escolar,  etc. a la par del incremento de los presupuestos para sectores de seguridad y la Policía Federal demuestran claramente el fortalecimiento de la política represiva del macrismo por sobre la lógica de derechos e inclusión social. Esta decisión incumple las normativas nacionales e internacionales que indican que los presupuestos en niñez y adolescencia no pueden ser deducidos. Desde diciembre de 2015 a la fecha, la SENNAF ha sido reconvertida en una cartera de gobierno que desarrolla programas focalizados lejos de trabajar con los fondos federales y el fortalecimiento de la institucionalidad para que las provincias y municipios tengan sistemas de protección de niñez de calidad.

 

En este contexto, lxs trabajadorxs visualizamos cotidianamente el crecimiento de la pobreza y la exclusión social, mientras se produce un proceso de desterritorialización y vaciamiento de las políticas públicas que nos deja muchas veces sin poder brindar respuestas concretas a las demandas cada vez más complejas de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. Entendemos que el Ministerio de Desarrollo Social no puede desentenderse de la responsabilidad de garantizar los derechos de los que menos tienen en un momento donde, lejos de cumplirse la promesa de campaña de “pobreza cero”, la ya apremiante situación social se agrava ante el endeudamiento del gobierno con el FMI cuyas exigencias profundizan la desigual distribución de la riqueza al tiempo que socaba los cimientos de nuestra soberanía nacional.

 

Entendemos que existe una relación directa en la defensa de nuestros puestos de trabajo con la defensa de las políticas públicas, las cuales representan los derechos de nuestro pueblo. Se trata de una lucha integral con la que nos sentimos profundamente comprometidos y que venimos llevando delante desde ATE Capital en todos sus frentes.

 

Es por esto que, el 24 de septiembre lxs estatales nos movilizamos para exigir que cesen los despidos y el ajuste en el Estado, por salarios dignos, contra el recorte presupuestario, en defensa la salud, de la seguridad social, de lxs derechos sociales, por un Estado al servicio del Pueblo y la Nación.  

 

ATE ANSES, SALUD, SENNAF Y DESARROLLO SOCIAL

 

 #NoSobranTrabajadorxsFaltanPolíticasPúblicas

#NoAlRecorteEnNiñez

 #DefiendoLaSaludPública

#ConElFMINoHayPobrezaCero

#EnDefensaDelSistemaPrevisionalPúblicoDeReparto

 #LaUnidadEsElCamino

#AteNoAbandona

 

 

AdjuntoTamaño
Icono PDF Con el FMI no hay.pdf332.67 KB