CON EL FMI NO HAY POBREZA CERO